La celulitis es una alteración en la circulación de la capa grasa, llamada hipodermis.

 

Cuando el tejido graso crece y las paredes laterales se engrosan forman esos “hoyuelos” característicos. Es importante entonces hacer ejercicios físicos para reforzar los músculos en los muslos y los glúteos. El tratamiento se combina con una alimentación equilibrada. Sin embargo, todavía no se ha encontrado la solución definitiva para solucionar este problema. Se aconseja subir y bajar por las escaleras, caminar, trotar, correr o hacer deportes aeróbicos. No se ha demostrado que las cremas ayuden en el cuadro, porque los resultados aparecen en el largo plazo y con la constante aplicación. Lo mismo ocurre con los masajes o el drenaje linfático, que si bien pueden mejorar, no son la solución. Muchas mujeres recurren a la liposucción pero tampoco resuelve esta afección.

nalgas

Ejercicios para la celulitis en el abdomen

Cada uno de los días en que decidas hacer ejercicio, debes comenzar con una rutina aeróbica, esto quiere decir caminar, usar la bicicleta (fija o no) o trotar por 30 minutos sin parar. Para un entrenamiento de tres veces a la semana, puedes realizar además los siguientes ejercicios:

Día 1: abdominales completos (4 series de 15 repeticiones cada una), abdominales con desaceleración, por etapas (3 series de 10 repeticiones), extensiones de piernas acostada (3 de 20), elevación de piernas (3 de 15), laterales con mancuernas (4 de 20).

Día 2: rotaciones laterales con manos a la nuca (10 minutos consecutivos), abdominales completos (3 series de 10 repeticiones), abdominales por etapas (3 series de 10), flexión de piernas en la banca (4 de 20).

Día 3: abdominales completos (4 series de 15 repeticiones), laterales con mancuernas (3 de 20), abdominales laterales (3 de 10), rotaciones laterales (10 minutos consecutivos) y elevación de piernas (4 series de 15).


nalgas copy

Ten en cuenta estos consejos y añádelos a tu rutina diaria de ejercicios:

Camina al menos media hora por día: para que la circulación de las piernas se active y elimines un poco de grasa. En pocas semanas tonificarás la piel y verás que los pocitos tienden a disimularse.

Sube escaleras en vez de usar el elevador: el esfuerzo y la movilidad continua mejorarán tu condición física, reducirás peso y tendrás mejor tonalidad muscular.

No lleves pantalones muy ajustados: sobre todo los jeans. Porque no permiten liberar las toxinas y líquidos que la piel no necesita.

Dúchate con agua fría: te ayudará a reducir la piel de naranja de manera eficaz y económica.

No permanezcas en la misma posición mucho tiempo: ya sea parada o sentada, eso no es bueno porque la sangre no fluye correctamente. Si tu trabajo te exige estar de la misma manera todo el día, toma algunos descansos y mueve las piernas.

Más Noticias